Hamilton VI, Canadá vive otra vez el Hammertime

Hamilton VI de Canadá. Así empezarán las leyendas dentro de 50 años. Precisamente en el 50 aniversario de la prueba canadiense, su rey, Lewis Hamilton volvió a rozar la perfección. Ya en la clasificación del sábado se sacaba una pole estratosférica frente a un Vettel que no daba crédito a los tiempos. El resto del fin de semana aún iba a mejorar más para el inglés después de una salida con dudas por parte de Vettel le llevó casi al desastre. Un roce con Verstappen le condenaba a entrar en boxes y hacer una remontada casi épica. Pero como siempre, Canadá está lleno de detalles. Una de las citas que uno espera con alegría, ya que suele ser una carrera movida, con incidentes y más de una sorpresa.

Si sacamos a Hamilton de la ecuación, los demás tuvieron más un apuro en algún momento de la carrera. Bottas, que finalizó en segundo lugar, tuvo que contener a un Verstappen que le siguió hasta detener el coche por problemas eléctricos. Ricciardo completó el podium, pero con una batalla de estrategias de neumáticos con Pérez, que no pudo atacar en ningún momento por tener peor estrategia. Justo por detrás rodaba Ocon, con muchas opciones de rebasar a ambos, pero tras una remontada espectacular de Vettel, con ayuda de Räikkönen o sin ella (depende de como se mire), el francés fue apartado de las opciones y el de Ferrari dejó a los dos Force India detrás, terminando cuarto y salvando los muebles en la general.

La batalla por detrás fue intensa y variada, con cambios de posiciones entre los McLaren que jugaron bien sus cartas con Alonso, pero que no acabaron la carrera… otra vez por problemas de motor. A destacar los primeros puntos para un Stroll que corriendo en casa, demostró que era “su circuito” y protagonizó varios adelantamientos de mérito. Palmer volvía a quedarse a las puertas de los puntos, pero sin merecer mucho más tampoco. Estuvo mejor Grosjean, que después del toque con Sainz supo avanzar posiciones desde la parte baja.

Los incidentes en la salida, nos dejaban a Sainz y Massa fuera de combate en las primeras curvas, luego problemas eléctricos para Verstappen y para Kvyat en un sin sentido durante una parada de boxes, además del ya comentado de Alonso, que acabó en las gradas junto a los aficionados.

El mejor, el bueno y el desastre

El mejor: Hamilton VI se merece ser el mejor. Otro Grand Chelem al bolsillo, esta vez con récord incluido, igualando en poles al mítico Senna. Un Lewis sin errores es muy difícil de batir, aunque en Mercedes aún queda mucho trabajo por hacer.

El bueno: Entre los buenos de la carrera, encontramos la remontada espectacular Vettel, que le vale el primer puesto entre los buenos. Destacar también Ocon, que mereció una plaza en el podium, aunque no supo o no se atrevió a intentarlo. Mención para Stroll, que demostró lo que puede dar de sí. Aunque empezó algo lento, fue mejorando vuelta a vuelta y llegó a dar un buen espectáculo al final.

El desastre: Hay que hablar de desastre en el caso de Verstappen. Segunda carrera sin puntuar y esta vez por problemas del monoplaza cuando tenía un podium en la mano. Igual caso para Alonso, que a pocas vueltas del final dejaba el McLaren otra vez en la cuneta. No hay que hablar aún de despedida, pero su reacción al subir a las gradas puede ser un síntoma de ello, aunque asumo que viene más relacionado con su experiencia en la Indy y la cercanía del público que también lo siguió en su aventura.

Próximos eventos

Acabamos así, un martes comentando la carrera del domingo, más por todo lo vivido este fin de semana, donde pude disfrutar del mundial de motociclismo en Montmeló y del que tenéis una buena galería en esta misma página.

Esperando a que llegue el enigmático Bakú, pero pensando más en la gran carrera que viviremos este fin de semana, con las 24 horas de Le Mans. También intentaré contaros como fue todo y si Toyota por fin se puede llevar la mítica prueba, después de la decepción del año pasado. Nos vemos en la pista!

Fotos Prensa Nacional e Internacional

Salida Canadá
Hamilton VI
Podium Canadá