Jackie Chan es la sorpresa en Le Mans, Porsche gana

A punto estuvo el equipo de Jackie Chan de dar la campanada en la gran carrera del año. Porsche ha ganado, Toyota se hundió en la noche, pero los LPM2 fueron los verdaderos protagonistas de la prueba. Con solo seis coches en la categoría de LPM1, está claro que todo puede suceder y poco a poco fueron cayendo los principales favoritos. A las primeras de cambio el equipo de ByKolles tuvo que abandonar y a las cuatro horas el equipo ganador con Timo Bernhard al frente, sufría los primeros imprevistos entrando en boxes.

Toyota tenía todo de cara, con Kobayashi al frente y Buemi detrás controlando al #1 de Porsche y Pechito en cuarto lugar guardando las espaldas, pero al entrar la noche todo se volvió en contra. El Toyota de Buemi entraba en boxes perdiendo mucho tiempo y pasadas las 14 horas de carrera Kobayashi sufría problemas electrónicos y no conseguía llegar a boxes parando el coche. Instantes después, era el equipo de Pechito López el que sufría problemas, abandonando también y dejando a Toyota con un único coche que además iba retrasado respecto a los Porsche.

Tras una noche tranquila para Porsche, el mediodía deparaba la última sorpresa con el abandono del líder de la prueba. La gran ventaja de 13 vueltas con el LPM2 de Jackie Chan no servía para nada ya que Lotterer intentaba llegar a boxes pero el coche se detuvo. Quedaban menos de cuatro horas y los LMP2 lideraban la prueba. Todo era posible en ese momento, con un Porsche que iba remontando y en esos momentos se encontraba en séptimo lugar. El Toyota Hybrid superviviente seguía siendo el más rápido, pero en una posición demasiado retrasada y sin opciones a llegar.

Final apretado y emocionante

El equipo de Jackie Chan tuvo opciones reales, ya que en Le Mans todo puede suceder y más con las vueltas de ventaja sobre el Porsche, pero el ritmo de los LPM1, siempre muy superior, fue dando caza a todos y consiguió el liderato en la última hora y media de la prueba. Sólo debía cruzar los dedos y esperar que no ocurriera ningún imprevisto. El margen acabó siendo solo de una vuelta!

Porsche consigue así su 19ª victoria en Le Mans, con un equipo formado por grandes especialistas de la resistencia como Timo Bernhard, Brendon Hartley y Earl Bamber. En segunda posición y con el Oreca Gibson de Jackie Chan, otro de los grandes, un Oliver Jarvis acompañado por Ho Pin Tung y Thomas Laurent. Completando el podio, encontramos a otro conocido de la F1, un Nelson Piquet Jr., acompañado por Mathias Beche y David Heinemeier con un Rebellion Racing.

Toyota, la gran decepción

Con un equipo que había ganado todas las pruebas del campeonato de este año, solo cabía la victoria en sus mentes, pero las 24 horas de Le Mans son una carrera durísima y no vale con ser el mejor, el más rápido, tener tres coches a disposición… Como un castillo de naipes, todo iba cayendo y poco podían hacer desde el box, ya que dos de sus coches se quedaban parados en pista sin posibilidad de arreglo. En el duelo de mecánicos, también resultó ganador Porsche, que mantuvo a su único coche por delante del Toyota, con muchas vueltas perdidas.

Sabemos qué Le Mans le debe una a Toyota y esperamos que los japoneses no decaigan en el intento y vuelvan el año que viene con más fuerza. El aviso de Jackie Chan ha sido el primero, pero de seguir así, pronto llegará una victoria de un “no LMP1” en carrera. El mundial de resistencia necesita a más marcas, ya que la ausencia de Audi se hace notar y seis coches son muy pocos para una categoría de tanta importancia en el mundo del motor.

 

Fotos Prensa Nacional e Internacional

Salida Le Mans
Toyota Kobayashi
Jackie Chan Oreca
Porsche Hybrid
Podium Le Mans 2017